El mal gusto de la realidad, es que no nos pregunta si nos gustaría...

¿Cuántas veces hemos atravesado momentos amargos, incómodos, tristes o simplemente bochornosos? ¿Cuántas veces en esos momentos lo único que quisiéramos es que no estuvieran pasando, que no fueran reales? Y es en ese preciso instante en el que la realidad nos confirma que sólo es eso, una realidad.


El mal gusto de la realidad es que no se detiene a cuestionarnos si es oportuna, si estamos listos o si queremos vivirla, sólo llega, se queda y nos confirma que no tenemos el control de lo que ilusamente pensamos tener, que la vida muchas veces no es justa, no es lo que quisiéramos y lo que pensamos merecer.


La realidad es lo que pasa en nuestra vida, es lo que por sentado podemos decir que estamos viviendo, no lo que quisiéramos o algunas veces lo que deseamos, simplemente lo que hoy nos toca vivir, en ocasiones por tomar decisiones tenemos consecuencias, algunas otras no depende de nuestras acciones, depende de otros o de la vida misma.

Lo que hoy sentimos, pensamos y hacemos es nuestra realidad, misma que no será eterna y está en nosotros el decidir como es que la queremos vivir... Ahí es donde tenemos el control y podemos vivir con esa realidad que tuvo el mal gusto de presentarse sin avisar...


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo